Portugal dejará atrás la emergencia para pasar, el día próximo día 3, al estado de "calamidad pública".

Internacional
Typography

Portugal dejará atrás la emergencia para pasar, el día próximo día 3, al estado de calamidad pública, con una desescalada gradual que arrancará con la reapertura del pequeño comercio, peluquerías, librerías, bibliotecas y algunos servicios públicos.

 

 

El plan de transición al estado de calamidad pública, un escalón por debajo de la emergencia, fue aprobado este viernes por el Gobierno y presentado por el primer ministro portugués, António Costa, que subrayó que las cifras actuales de la pandemia de Covid-19 permiten este avance, pero no son suficientes para bajar la guardia en un país que roza mil muertos y tiene más de 25.000 positivos.

"Nadie puede interpretar el fin del estado de emergencia como el fin de la emergencia sanitaria" advirtió Costa, que insistió en que, si la situación da señales de empeorar, se volverá atrás en las medidas de apertura.

"Nunca tendré vergüenza en dar un paso atrás, si fuese necesario, para garantizar el bien esencial, que es la seguridad de los portugueses", dijo Costa en rueda de prensa, donde explicó que la desescalada se realizará por fases, con diferencias entre sectores y será evaluada cada dos semanas..

Durante el estado de calamidad pública se mantiene el confinamiento obligatorio de enfermos de Covid-19 y casos sospechosos bajo vigilancia y se establece un "deber cívico de recogimiento" para el resto de la población, que deberá limitar sus salidas.

La desescalada portuguesa contempla el uso obligatorio de mascarillas en transportes públicos, comercios, escuelas -donde se repartirán a los alumnos- y todos los espacios cerrados con aglomeraciones, y prohíbe las reuniones de más de 10 personas.

La desescalada portuguesa 

COMERCIO Y RESTAURACIÓN. Las tiendas con acceso directo a la calle de hasta 200 metros cuadrados, así como peluquerías, barberías, librerías y concesionarios de automóviles, independientemente de su tamaño, podrán reabrir el 4 de mayo. El 18 de mayo se sumarán las tiendas de hasta 400 metros, y las terrazas, restaurantes, cafés y pastelerías, hasta ahora en régimen de entrega a domicilio o comida para llevar, con una limitación del 50 % de su capacidad total.El resto de establecimientos y los centros comerciales permanecerán cerrados hasta el 1 de junio.

EDUCACIÓN. Los alumnos de 11º y 12º año (16 y 17 años), los únicos que volverán a la escuela este curso, retomarán las clases presenciales el 18 de mayo. Ese día también se abrirán las guarderías. El 1 de junio se abrirán los centros de preescolar y los de actividades de tiempo libre. Un millón de alumnos de primaria no volverá al colegio este año y seguirá el curso a través de aulas impartidas por televisión. Las universidades recuperarán la actividad presencial en función de su propio criterio.

CULTURA. Bibliotecas y archivos reabrirán sus puertas el 4 de mayo, mientras que museos, monumentos, salas de exposiciones y similares deberán esperar al día 18. Los cines, teatros, auditorios y otras salas de espectáculo podrán abrir a partir del 1 de junio, con una ocupación reducida y normas de distanciamiento.

DEPORTE. El deporte individual al aire libre será permitido desde el lunes, aunque no se podrán utilizar los vestuarios. El deporte colectivo, en espacios cerrados o de contacto, sigue restringido con una excepción, el fútbol profesional, que se reanudará a puerta cerrada el fin de semana del 30 y 31 de mayo para completar las jornadas pendientes de la primera y segunda división de la Liga y la Copa de Portugal. Este regreso está condicionado a la autorización expresa de la Dirección General de Salud.

TRABAJO. En mayo se mantendrá como norma general el teletrabajo para todas las funciones que lo permitan y en junio el país pasará a un régimen de teletrabajo parcial, con desfase de horarios, semanas alternas y otras soluciones para asegurar el distanciamiento entre los empleados.

FUNERALES Y CELEBRACIONES RELIGIOSAS. Cada Ayuntamiento podrá establecer el límite personas permitido en un funeral aunque todos los familiares tendrán garantizado su permiso para acudir. A partir de junio se levantarán las restricciones a las celebraciones comunitarias de cualquier religión.

 

Nota tomada de 20minutos.es

Portugal dejará atrás la emergencia para pasar, el día próximo día 3, al estado de calamidad pública, con una desescalada gradual que arrancará con la reapertura del pequeño comercio, peluquerías, librerías, bibliotecas y algunos servicios públicos.

 

 

El plan de transición al estado de calamidad pública, un escalón por debajo de la emergencia, fue aprobado este viernes por el Gobierno y presentado por el primer ministro portugués, António Costa, que subrayó que las cifras actuales de la pandemia de Covid-19 permiten este avance, pero no son suficientes para bajar la guardia en un país que roza mil muertos y tiene más de 25.000 positivos.

"Nadie puede interpretar el fin del estado de emergencia como el fin de la emergencia sanitaria" advirtió Costa, que insistió en que, si la situación da señales de empeorar, se volverá atrás en las medidas de apertura.

"Nunca tendré vergüenza en dar un paso atrás, si fuese necesario, para garantizar el bien esencial, que es la seguridad de los portugueses", dijo Costa en rueda de prensa, donde explicó que la desescalada se realizará por fases, con diferencias entre sectores y será evaluada cada dos semanas..

Durante el estado de calamidad pública se mantiene el confinamiento obligatorio de enfermos de Covid-19 y casos sospechosos bajo vigilancia y se establece un "deber cívico de recogimiento" para el resto de la población, que deberá limitar sus salidas.

La desescalada portuguesa contempla el uso obligatorio de mascarillas en transportes públicos, comercios, escuelas -donde se repartirán a los alumnos- y todos los espacios cerrados con aglomeraciones, y prohíbe las reuniones de más de 10 personas.

La desescalada portuguesa 

COMERCIO Y RESTAURACIÓN. Las tiendas con acceso directo a la calle de hasta 200 metros cuadrados, así como peluquerías, barberías, librerías y concesionarios de automóviles, independientemente de su tamaño, podrán reabrir el 4 de mayo. El 18 de mayo se sumarán las tiendas de hasta 400 metros, y las terrazas, restaurantes, cafés y pastelerías, hasta ahora en régimen de entrega a domicilio o comida para llevar, con una limitación del 50 % de su capacidad total.El resto de establecimientos y los centros comerciales permanecerán cerrados hasta el 1 de junio.

EDUCACIÓN. Los alumnos de 11º y 12º año (16 y 17 años), los únicos que volverán a la escuela este curso, retomarán las clases presenciales el 18 de mayo. Ese día también se abrirán las guarderías. El 1 de junio se abrirán los centros de preescolar y los de actividades de tiempo libre. Un millón de alumnos de primaria no volverá al colegio este año y seguirá el curso a través de aulas impartidas por televisión. Las universidades recuperarán la actividad presencial en función de su propio criterio.

CULTURA. Bibliotecas y archivos reabrirán sus puertas el 4 de mayo, mientras que museos, monumentos, salas de exposiciones y similares deberán esperar al día 18. Los cines, teatros, auditorios y otras salas de espectáculo podrán abrir a partir del 1 de junio, con una ocupación reducida y normas de distanciamiento.

DEPORTE. El deporte individual al aire libre será permitido desde el lunes, aunque no se podrán utilizar los vestuarios. El deporte colectivo, en espacios cerrados o de contacto, sigue restringido con una excepción, el fútbol profesional, que se reanudará a puerta cerrada el fin de semana del 30 y 31 de mayo para completar las jornadas pendientes de la primera y segunda división de la Liga y la Copa de Portugal. Este regreso está condicionado a la autorización expresa de la Dirección General de Salud.

TRABAJO. En mayo se mantendrá como norma general el teletrabajo para todas las funciones que lo permitan y en junio el país pasará a un régimen de teletrabajo parcial, con desfase de horarios, semanas alternas y otras soluciones para asegurar el distanciamiento entre los empleados.

FUNERALES Y CELEBRACIONES RELIGIOSAS. Cada Ayuntamiento podrá establecer el límite personas permitido en un funeral aunque todos los familiares tendrán garantizado su permiso para acudir. A partir de junio se levantarán las restricciones a las celebraciones comunitarias de cualquier religión.

 

Nota tomada de 20minutos.es