El fuego consumió la bitácora del helicóptero caído en Puebla: SCT
20
Sat, Apr

Policiaca
Typography

En respuesta a una solicitud de información, la dependencia federal señaló que tampoco existe información sobre la trayectoria que siguió la aeronave Agusta, matrícula XA-BON.

En respuesta a una solicitud de información, la dependencia federal señaló que tampoco existe información sobre la trayectoria que siguió la aeronave Agusta, matrícula XA-BON.

 

La bitácora de vuelo que contenía la información sobre el mantenimiento del helicóptero en el que murieron la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso, y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, “resultó consumida por el fuego” tras el accidente, informó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

En respuesta a una solicitud de información presentada por MILENIO, la dependencia federal señaló que tampoco existe información sobre la trayectoria que siguió la aeronave Agusta, matrícula XA-BON.

La Dirección General de Aeronáutica Civil insiste en el reporte en que el helicóptero salió del helipuerto de la plaza comercial El Triángulo hacia el de Radio Capital, pese a que se comprobó que tuvo un aterrizaje en el jardín de una casa particular, donde recogió a la mandataria y a su esposo, quienes murieron en el accidente del 24 de diciembre de 2018.

La dependencia respondió: “De conformidad con lo dispuesto en los artículos 110 del Reglamento de la Ley de Aviación Civil, las bitácoras de vuelo son propiedad de los concesionarios o permisionarios aéreos y deben permanecer a bordo de la aeronave para el debido registro de sus operaciones y discrepancias de mantenimiento.

“En tal sentido, la bitácora de vuelo de la aeronave con matrícula XA-BON resultó consumida por fuego el día del accidente y sus restos obran en poder de la Fiscalía General de Puebla”.

La SCT informó que “el servicio se realizó bajo las reglas de vuelo visual, por lo que no existe información de la programación de la ruta que se realizaría en el tramo del helipuerto El Triángulo al de Radio Capital”.

El mes pasado, MILENIO publicó que la SCT reservó hasta el final del sexenio las comunicaciones de la aeronave, al considerar que su difusión “afectaría el interés público y la seguridad nacional”, además de generar molestia entre los países que colaboran en la investigación.

Sin embargo, un día después el gobierno federal confirmó la existencia de la grabación de las comunicaciones piloto-torre y las dio a conocer a los medios.