La Jabalinada
11
Wed, Dec
17 New Articles

Top Banner

 
 
 

Opinión
Typography

Los cárteles mexicanos ya no sirven a la CIA

Por: Bruno cortés

Los cárteles mexicanos ya no sirven a la CIA

Por: Bruno cortés

A pesar de que el presidente Trump ha dicho que este presidente de México es mejor que el anterior, ha insinuado que habría de declarar a los cárteles mexicanos como terroristas después de la masacre a la familia Lebaron que son de ascendencia norteamericana.

Históricamente los cárteles han sido la forma en que la CIA, o como se le conoce “La Compañía” esta ha resuelto dos temas primordiales su injerencia en temas de seguridad de los países de América latina y su necesidad de drogas para los habitantes norteamericanos.

A cambio ellos han dado armas, recursos tácticos y económicos para su operación, como pasó con Amado Carrillo Fuentes, que permitió ser un puente con la guerrilla centro americana, las FARCS, entre otros grupos injerencistas que terminaron en golpes de estado o en cambios de régimen.

Los hechos con la familia Lebaron son por lo menos obscuros, estos se dan en el municipio de Bavispe ubicado en el noreste del estado de Sonora, en las zonas altas de la Sierra Madre Occidental cercano a los límites con el vecino estado de Chihuahua, y  donde nació el actual secretario de seguridad pública, Alfonso Durazo, y donde vive su familia actualmente.

Bavispe es el límite territorial entre dos grandes grupos de narcos el Cártel de Sinaloa y el que aún no tiene un nombre tan significativo, pero que muchos conocen como La línea y del cual aún no se sabe a qué intereses específicos obedece, y la matanza se da en medio de una guerra por este territorio propicio para la siembra y trasiego de drogas, por ser parte de la sierra y su cercanía con la frontera de EUA. 

En este escenario los nuevos jugadores seguramente no pertenecen a los grupos con los cuales ya se contaba o más específico, con los grupos de la mafia que ya tenía reclutados “La Compañía” por lo tanto seguramente había que tratarlos como hostiles y no como los socios comerciales que siempre han sido los cárteles mexicanos.

Así las cosas el pasado 17 de noviembre llegaron a la zona del conflicto 30 efectivos del FBI, para “ayudar” a la investigación de la masacre, esto sin mediar un permiso expreso  del Senado de la República, el cual hubiera tenido que pasar por la comisión de Relaciones Exteriores y votación en el pleno.

Es que antes de hablar sobre terrorismo el presidente Trump, ya tenía la información emitida por el FBI, seguramente con el análisis que ya antes dimos, y que no es un secreto, ya que los habitantes de Sonora lo sufren cotidianamente, y sobre este informe el gobierno de México no ha hecho un pronunciamiento, ni lo ha compartido con la opinión pública.

Como colofón el canciller Marcelo Ebrad se ha pronunciado en contra de las series de Narcos que tan de moda están, pero ¿alguien sabe quién es el principal productor de dichas series y la cercanía que tiene con el actual gobierno?