De Facto
21
Sun, Jul
22 New Articles

Opinión
Typography

Ismael Brito, juarista. Mano dura y... amigable.

Por: Miguel Angel Culebro Acevedo

Ismael Brito, juarista. Mano dura y... amigable.

Por: Miguel Angel Culebro Acevedo

 

En política no hay casualidades y eso lo sabe a la perfección el secretario de Gobierno, del alentado estado de Chiapas, Ismael Brito Mazariegos, al aplicar el ejercicio juarista, con eso de "a los enemigos, la ley a secas". Y cuánta razón le sobra, conociendo las perversidades del poder, que del lastre y la inercia que traían muchos zombis, cuya hechura del corruptísimo Manuel Velasco Coello, se auto engañaron, -o los engañaron-, que en la administración del gobernador Rutilio Escandón seguirían haciendo más de lo mismo... ¡se equivocaron!

 

Y, es que pocos saben, que el primero en querer subirse a las barbas del secretario de Gobierno, fue el confundido, inflado y prepotente, Eduardo Zenteno Núñez, quien se hartó de dinero público mal habido con la complicidad de Manuel Velasco Coello y Oscar Eduardo Ramírez Aguilar, para pretender seguir manipulando grupos cobijados con las siglas del Verde Ecologista y entorpecer la gobernabilidad de ésta nueva administración, al grado de no sólo dar órdenes para violentar en contra del encargo de Brito Mazariegos, sino buscar la forma que bajo presión el gobernador, Rutilio Escandón lo quitara del cargo y "negociara" la impunidad de toda la ralea que le había dejado Manuel Velasco, para que éste le impusiera a un sustituto secretario de Gobierno, a modo. Tres corruptos ya se habían apuntado para sustituir a Brito, los mismos que por ahora gozan de libertad.

 

Lo que derramó el vaso de agua podrida que dejó Manuel Velasco, fue la osadía de expresarse de manera soez e insultativa con algunos de sus esbirros en una de sus acostumbradas encerronas, para diseñar la caída de Brito, pero Lalo Zenteno se olvidó que el hombre más informado de todo lo que acontece en Chiapas, es ahora Ismael Brito Mazariegos, quien no le dio trega y sin más, aclaró paradas, dándale 24 horas para dejar la diputación local y la representación de servidumbre, del Partido Verde Ecologista, bajo advertencia de aplicarle irrestrictamente la ley,  pues los expedientes en la Fiscalía General del Estado, en asuntos relevantes, son muchos y bien abultados en contra de Zenteno... no lo pensó dos veces y tras suplicar clemencia, desapareció del mapa y pareciera que se lo tragó la tierra.

 

Con Lalo Zenteno, Brito mandó el primer mensaje para demostrar que el gobernador Rutilio Escandón ni fue impuesto por Manuel Velasco y que el gobierno actual no ofrece menú a la carta a favor de la servidumbre plagada de corruptelas que se enriquecieron con las arcas públicas y creyeron que seguirían haciendo lo mismo. El mensaje fue para el mismísimo Manuel Velasco y para Eduardo Ramírez Aguilar. Lalo Zenteno se quejó con su patrón y éste le ordenó dejar todo y desaparecerse.

 

Pero el que "no aceptó" el mensaje, cobijado con el manto de impunidad que le da el Senado y Ricardo Monrreal, fue Eduardo Ramírez Aguilar, quien en su resistencia, ordenó movilizar a varios grupos y ex alcaldes en contra del gobierno actual, al grado de que sus esbirros le creyeron la omnipotencia y lanzaron públicamente sendas amenazas contra el gobernador Rutilio Escandón e Ismael Brito. Entre esos grupos y cuyos liderazgos se mantuvieron al margen de la ley, está el MOCRI, cuyos resultados ahora lo sabemos y por fin, Eduardo Ramírez Aguilar entendió con absoluta claridad quien manda ahora y de que tamaño es la mano dura, que no dará tregua para que se sigan equivocando y crean que sigue más de lo mismo.

 

Y si de corrupción se trata, no hay capítulo cerrado. La zona indígena será parte de la historia, -que abundaremos en otro comentario y análisis-, por lo pronto, sin duda alguna, será la Guardia Nacional, el Ejército y la policía estatal, junto con la Fiscalía General de la república que desarmarán a decenas de grupos, que al amparo de Manuel Velasco y Eduardo Ramírez, mantienen en su poder miles de armas de alto poder y a su vez,  mantienen secuestrada a la población de no menos de 20 municipios para provocar ingobernabilidad al gobierno actual... pero eso es otra historia, como dijera nana Goya... ahí está pues... ¡YA!