Columna de Opinión
22
Fri, Mar
26 New Articles

Opinión
Typography

Rocío, Rocío, ya caíste de la gracia.

Por: Raymundo Riva Palacio

Rocío, Rocío, ya caíste de la gracia.

Por: Raymundo Riva Palacio

 

#Opinión #RocíoNahle #Energía #Amlo #Pemex

2O. TIEMPO: Rocío, Rocío, ya caíste de la gracia. La número dos en la lista de quienes saldrán pronto del gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador es Rocío Nahle, la secretaria de Energía. El presidente, que la conoció hace unos 15 años en Coatzacoalcos, le dio toda su confianza y le dio la responsabilidad como cabeza del sector para que transformara Pemex y la CFE. La secretaria comenzó a levitar y a contarle cuentos a López Obrador. Ya provocó la crisis de desabasto de gasolina por reducir significativamente sus compras en diciembre, y luego mintió al Presidente al decirle que las revelaciones en The Wall Street Journal sobre el tema, eran mentiras. El Presidente se mofó del Journal y después ni una disculpa o aceptación de equivocación. No era la primera vez. Nahle lo metió en un problema de gran envergadura, porque buena parte de la calificación de Pemex depende de ello, al prometerle que su sueño de una refinería en Dos Bocas, Tabasco, se podía hacer de manera económica. Resultó que la secretaria, que realmente no entiende del sector ni de finanzas —aunque es buena para la grilla petrolera junto con su esposo—, le dijo que costaría no más de ocho mil millones de pesos y que estaría lista en tres años. La realidad es que el costo sería el doble y el tiempo el triple. Este error es lo que provocó su choque con el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, a quien quería embarcar para que él fuera el portador de las malas noticias. El Presidente está teniendo un rápido agotamiento de paciencia con la secretaria, quien resultó un fiasco para resolver el tema del desabasto —el día en que comenzó la crisis estaba echándole porras a los Tiburones Rojos de Veracruz—, y luego tomó decisiones que pararon la refinería de Salamanca. En estos días también perjudicó la de Poza Rica, por lo que además del desabasto de combustible, se le ha sumado el del gas en todo el centro del país. López Obrador tiene bastante claro que Energía fue el Principio de Peter para Nahle, aunque ella no se ha dado cuenta. Nadie debe sorprenderse. De muchas otras cosas tampoco se da cuenta.