20
Tue, Nov
10 New Articles

Opinión
Typography

¡EL RAZONAMIENTO PARTICULARIDAD HUMANA!

Por: Emiliano Mateo Carrillo Carrasco

¡EL RAZONAMIENTO PARTICULARIDAD HUMANA!

Por: Emiliano Mateo Carrillo Carrasco

 

El mundo del lenguaje, una vez que nos hemos ajustado al programa de un lenguaje, puede hacer que sostengamos determinadas creencias. Pero no puede proponernos un  lenguaje para que nosotros lo hablemos. Sólo otros seres humanos pueden hacerlo. No obstante, el hecho de advertir que el mundo no nos dice cuáles son los juegos del lenguaje que debemos jugar, no debe llevarnos a afirmar que es arbitraria la decisión acerca de cuál jugar, ni a decir que es la expresión de algo que se halla en lo profundo de nosotros. La moraleja no es que los criterios objetivos para la elección de  un léxico deban ser reemplazados por criterios subjetivos, que haya que colocar la voluntad o el sentimiento en el lugar de la razón.  Es, más bien, que las nociones de criterio y de elección (incluida la elección «arbitraria») dejan de tener sentido cuando se trata del cambio de un juego del lenguaje a otro.

“Es preciso que la organización social se perfeccione de manera que el respaldo de la fuerza pública resulte más eficaz que el de la fuerza privada. En otras palabras, se necesita que la propiedad privada sea tutelada suficientemente por la fuerza práctica y real de las leyes, de modo de hacer inútil la tutela del propietario mismo”. Se pasa de una etapa feudal del poder, en la que cada señor pugna por su cuenta, a una etapa burocrática en la que el poder es ejercido por el Estado y el señor es asimilado a una clase dominadora que ejerce el poder dentro del Estado.” Mosca

El poder económico pasa a convertirse en poder político en base a los esquemas de democratizaciónde la población y al espíritu de una constitución  que permita las formas y medios de legitimar ese poder público a través del mandato social. Pero, basando su poder principalmente en el control de la riqueza, ¿cómo consigue la élite ser obedecida por la mayoría de la población? , esto es, a la implementación  de esquemas de control de las masas en la base de explotación de trabajo al servicio del  capital, en subconsciente, expresiones de  la iglesia con Calvino y en el siglo con  economistas educados las formas del como adquirir riqueza a un esquema  económico y el dominio de un sujeto “presidente” establecer acciones de control económico, aunado a las violaciones de los derechos adquiridos de una nación.

“Toda clase gobernante tiende a justificar su poder de hecho, apoyándose en un principio moral de orden general”. Es decir, “la clase política no justifica exclusivamente su poder con sólo poseerlo de hecho, sino que procura darle una base moral y hasta legal, haciéndolo surgir como consecuencia necesaria de doctrinas y creencias generalmente reconocidas y aceptadas en la sociedad regida por esa clase”.

Elite política. Para explicar “la base jurídica y moral sobre la que se apoya el poder de la clase política en todas las sociedades” Mosca utilizó la expresión “fórmula política”.

“Las diferentes fórmulas políticas, según el diferente grado de civilización de las gentes entre las que están en vigencia, pueden fundarse, o bien en creencias sobrenaturales, o bien en conceptos que, si no son positivos, es decir fundados sobre la realidad de los hechos, se aparecen cuando menos como racionales”. Es decir, Mosca reconoció “esta necesidad, tan universalmente experimentada, de gobernar y sentirse gobernado, no en base a la fuerza material e intelectual, sino a un principio moral”, pero a la vez advirtió que la legitimidad que los gobernados están dispuestos a otorgar a los gobernantes tiene sus condiciones y sus límites.

A la función del poder público el gobernante determinara su estilo político-económico sobre sus gobernados y a sus valores endógenos y exógenos de conducta humana, o sea, sus valores morales y éticos de vida. Inclusive el poder segador se convierte en un autoritarismo  y centralismo; por eso, es necesario un pueblo educado para su actuar y razonar. Los gobernantes no deberían olvidar nunca que su legitimidad, su “fórmula política debe fundarse sobre las creencias y sentimientos más fuertes, específicos del grupo social, o al menos de la fracción de este grupo que tiene la ventaja política”. Mosca. Sugiere a los gobernantes que no deberían despreciar esas creencias arraigadas entre la mayoría si no quieren ver peligrar su posición dominante.  Y una de esas creencias arraigadas es la aspiración de, al menos una parte de los dominados, poder algún día formar parte de la clase de los dominadores.

Las clases políticas declinan inexorablemente cuando ya no pueden ejercer las cualidades mediante las que llegaron al poder” , esto es , la teoría del caos y posteriormente acuerdan  , se implanta y al momento de paz o molestia de la población , se llega  a la etapa de control de acuerdo a un esquema de gobierno y a sus regla de democracia , donde los partidos son el instrumento de esa paz de las acciones ciudadanas y mandatan esa expresión , sino , se caería en la violencia generalizada , en nuestro país , una de ellas las guerrillas en los estados más vulnerables de pobreza y desigualdad social . Los individuos que conforman la clase dominante rápidamente serían sustituidos por otros que muestran “nuevas ambiciones, nuevas codicias, nuevas energías” denominada  “la renovación molecular de la clase política”. Se trata de un proceso inevitable, ya que  “la historia de la humanidad civilizada se resume en la lucha entre la tendencia que tienen los elementos dominantes a monopolizar en forma estable las fuerzas políticas y a transmitirle su posesión a sus hijos en forma hereditaria “ CHIAPAS “ ; y la tendencia no menos fuerte hacia el relevo y el cambio de estas fuerzas y la afirmación de fuerzas nuevas, lo que produce un continuo trabajo deendós-mosis y exósmosis entre la clase alta y algunas fracciones de las bajas  ”. Mosca

En el caso de que la clase política sea incapaz de adaptarse a los cambios y se cierre en sí misma utilizando los recursos del poder para blindarse e impedir la entrada de nuevos individuos que sí entienden los tiempos nuevos e incluso avanzan empujados por ellos, surgen conflictos más o menos graves que a lo largo de la historia han dado lugar a revoluciones violentas y cambios de régimen mediante el uso de la fuerza: Siempre habrá una clase dominante, incluso si ésta es eliminada completamente por parte de los dominados. Pronto surgiría una nueva minoría organizada de gobernantes: “Aun admitiendo que el descontento de las masas llegara a destronar a la clase dirigente, aparecería necesariamente en el seno de la masa misma otra minoría organizada que pasaría a desempeñar el oficio de dicha clase”. Es decir,  siempre habrá diferencias entre las personas. Siempre habrá quienes manden y quienes obedezcan.