Los jugadores del Barcelona no quedaron convencidos con la primera propuesta del club sobre la rebaja salarial

Deportes
Typography

 

La Directiva del Barcelona sostuvo el pasado viernes una reunión para abordar los efectos económicos para el club derivados de la pandemia por el coronavirus.

 

 

 

 

 

 

La suspensión de LaLiga y de la Champions, así como la ausencia de ingresos generados por el museo, los tours del Camp Nou o las diversas tiendas que tiene el equipo en Cataluña, lo que ha provocado una delicada situación económica que requería medidas urgentes ante la evidencia de que no se podrá cubrir el presupuesto.Una de ellas es que la primera plantilla se rebaje el sueldo porque los ingresos no van a dar para pagar sus fichas. El pasado fin de semana se iniciaron los contactos con los capitanes para expresarles el momento que vive el club y sondear la posibilidad de que renuncien a parte de sus ganancias. La predisposición por parte de la plantilla fue buena, entendiendo que el momento requiere medidas y soluciones especiales. Sin embargo, la primera propuesta que les lanzó el club no convence a los jugadores. Se han dado un plazo para dar una respuesta mientras consultan con sus asesores financieros, pero no parece probable que se pueda llevar a cabo el método propuesto por el club.

La Directiva azulgrana, así como las de los otros clubes del fútbol español y mundial, viven en la incertidumbre generada por la suspensión de las competencias. Es fundamental saber cómo se van a reanudar las mismas porque eso delimitará las pérdidas económicas que se puedan generar. No es lo mismo acabar LaLiga que no hacerlo o, si se hace, jugar los partidos a puertas abiertas o cerradas. Y lo mismo con la Champions.Otra opción que se podría contemplar en el club es la de un ERTE (Expedientes de Regulación de Empleo Temporal) para los trabajadores. Fuentes del Barcelona aseguran que en este momento no está sobre la mesa. El punto principal ahora es la rebaja del sueldo de los jugadores porque el montante económico que supone este apartado es muy superior a lo que cobran los otros trabajadores. La masa salarial deportiva está sobre los 600 millones, mientras que la de los trabajadores ronda los 40. Sin embargo, y según cómo evolucione la pandemia y las medidas que se puedan tomar, no se puede descartar ningún escenario.

Nota tomada de marca.com

 

La Directiva del Barcelona sostuvo el pasado viernes una reunión para abordar los efectos económicos para el club derivados de la pandemia por el coronavirus.

 

 

 

 

 

 

La suspensión de LaLiga y de la Champions, así como la ausencia de ingresos generados por el museo, los tours del Camp Nou o las diversas tiendas que tiene el equipo en Cataluña, lo que ha provocado una delicada situación económica que requería medidas urgentes ante la evidencia de que no se podrá cubrir el presupuesto.Una de ellas es que la primera plantilla se rebaje el sueldo porque los ingresos no van a dar para pagar sus fichas. El pasado fin de semana se iniciaron los contactos con los capitanes para expresarles el momento que vive el club y sondear la posibilidad de que renuncien a parte de sus ganancias. La predisposición por parte de la plantilla fue buena, entendiendo que el momento requiere medidas y soluciones especiales. Sin embargo, la primera propuesta que les lanzó el club no convence a los jugadores. Se han dado un plazo para dar una respuesta mientras consultan con sus asesores financieros, pero no parece probable que se pueda llevar a cabo el método propuesto por el club.

La Directiva azulgrana, así como las de los otros clubes del fútbol español y mundial, viven en la incertidumbre generada por la suspensión de las competencias. Es fundamental saber cómo se van a reanudar las mismas porque eso delimitará las pérdidas económicas que se puedan generar. No es lo mismo acabar LaLiga que no hacerlo o, si se hace, jugar los partidos a puertas abiertas o cerradas. Y lo mismo con la Champions.Otra opción que se podría contemplar en el club es la de un ERTE (Expedientes de Regulación de Empleo Temporal) para los trabajadores. Fuentes del Barcelona aseguran que en este momento no está sobre la mesa. El punto principal ahora es la rebaja del sueldo de los jugadores porque el montante económico que supone este apartado es muy superior a lo que cobran los otros trabajadores. La masa salarial deportiva está sobre los 600 millones, mientras que la de los trabajadores ronda los 40. Sin embargo, y según cómo evolucione la pandemia y las medidas que se puedan tomar, no se puede descartar ningún escenario.

Nota tomada de marca.com