El Museo Franz Mayer hace lucir joyas de sus colecciones

Top Banner

 
 
 

Cultura
Typography

Este 2020 el Museo Franz Mayer vuelve la mirada a sus colecciones que le dieron origen, en particular a las de difícil acceso público. Reúne una selección de su fondo de grabados históricos, uno de los más relevantes del país y América.

 

 

La muestra Grandes maestros del grabado europeo. Colección del Museo Franz Mayer, que desde ayer se puede visitar y concluirá el 17 de mayo, consta de 96 obras del siglo XV al XVIII, las cuales dan cuenta del valor y la riqueza de esa disciplina artística.

Con esa exhibición, adelantó la directora del recinto, Alejandra de la Paz, se busca poner en valor al grabado en su dimensión e importancia históricas, culturales y artísticas con obra de algunos de sus grandes exponentes, como Pieter Brueghel, Alberto Durero, Lucas Cranach, Anton van Dyck, Rembrandt van Rijn y Anibale Carracci. En un recorrido antes de la inauguración, la noche del miércoles, la historiadora y promotora cultural destacó que una directriz del museo es ‘‘revisar y revisitar” sus colecciones con el fin de redescubrirlas. Consideró que esa muestra es una oportunidad de conocer la importante colección de 736 grabados que Franz Mayer (1882-1975) formó de 1936 a 1949.

-Impacto cultural-

A las 96 piezas se suman volúmenes del fondo bibliográfico de Mayer, de unos 10 mil ejemplares de libros antiguos y raros, entre los que figuran dos incunables y otros de gran valía histórica, como un tratado de anatomía hecho por Durero, añadió De la Paz.

‘‘Uno de los puntos fundamentales de la exposición es regresar la mirada no sólo a una colección, sino al papel que el grabado jugó en su oportunidad como medio de difusión y de divulgación. De alguna manera permitió que se popularizaran ciertos temas relacionados con la historia, las mitologías, las particularidades geográficas o fenotípicas de determinados lugares.

‘‘Antes del grabado de lo que hablábamos era de ejemplares únicos en relación con un dibujo, pintura o libros que eran sumamente limitantes. El grabado, como posibilidad de multiplicar el trabajo, es el primer ejercicio que permite una democratización del acceso a las imágenes, a sus signos y significados.”

De acuerdo con Alejandro Sabido, responsable de exposiciones del Franz Mayer, Grandes maestros... hace patente cómo el impacto cultural en la circulación, consumo y atesoramiento de los grabados entre los siglos XV y XVIII es equiparable al papel que juega hoy la imagen virtual en la era digital. Abraham Villavicencio, curador de la muestra, aludió al marcado interés de Franz Mayer por los grabados de origen alemán, especialmente de Durero (de quien se cuenta con 36 obras, 24 de las cuales se exhiben ahora), así como de autores neerlandeses y flamencos.

Grandes maestros del grabado europeo... se divide en seis núcleos: Técnicas del grabado. Materiales y herramientas, La defensa artística del grabado, El grabado y las artes liberales, La representación de la vida cotidiana, El tiempo divino y el tiempo humano y Hablar con imágenes.

Ese discurso permite adentrarse en procesos técnicos, reflexiones teóricas y recursos visuales mediante los cuales fue posible que los grabadores abogaran por el reconocimiento artístico de su arte y buscaran prestigio social. Como actividades complementarias de la muestra en el Museo Franz Mayer (avenida Hidalgo 45, Centro) habrá charlas con especialistas, visitas guiadas y talleres.

 

LA JORNADA, CULTURA.

Este 2020 el Museo Franz Mayer vuelve la mirada a sus colecciones que le dieron origen, en particular a las de difícil acceso público. Reúne una selección de su fondo de grabados históricos, uno de los más relevantes del país y América.

 

 

La muestra Grandes maestros del grabado europeo. Colección del Museo Franz Mayer, que desde ayer se puede visitar y concluirá el 17 de mayo, consta de 96 obras del siglo XV al XVIII, las cuales dan cuenta del valor y la riqueza de esa disciplina artística.

Con esa exhibición, adelantó la directora del recinto, Alejandra de la Paz, se busca poner en valor al grabado en su dimensión e importancia históricas, culturales y artísticas con obra de algunos de sus grandes exponentes, como Pieter Brueghel, Alberto Durero, Lucas Cranach, Anton van Dyck, Rembrandt van Rijn y Anibale Carracci. En un recorrido antes de la inauguración, la noche del miércoles, la historiadora y promotora cultural destacó que una directriz del museo es ‘‘revisar y revisitar” sus colecciones con el fin de redescubrirlas. Consideró que esa muestra es una oportunidad de conocer la importante colección de 736 grabados que Franz Mayer (1882-1975) formó de 1936 a 1949.

-Impacto cultural-

A las 96 piezas se suman volúmenes del fondo bibliográfico de Mayer, de unos 10 mil ejemplares de libros antiguos y raros, entre los que figuran dos incunables y otros de gran valía histórica, como un tratado de anatomía hecho por Durero, añadió De la Paz.

‘‘Uno de los puntos fundamentales de la exposición es regresar la mirada no sólo a una colección, sino al papel que el grabado jugó en su oportunidad como medio de difusión y de divulgación. De alguna manera permitió que se popularizaran ciertos temas relacionados con la historia, las mitologías, las particularidades geográficas o fenotípicas de determinados lugares.

‘‘Antes del grabado de lo que hablábamos era de ejemplares únicos en relación con un dibujo, pintura o libros que eran sumamente limitantes. El grabado, como posibilidad de multiplicar el trabajo, es el primer ejercicio que permite una democratización del acceso a las imágenes, a sus signos y significados.”

De acuerdo con Alejandro Sabido, responsable de exposiciones del Franz Mayer, Grandes maestros... hace patente cómo el impacto cultural en la circulación, consumo y atesoramiento de los grabados entre los siglos XV y XVIII es equiparable al papel que juega hoy la imagen virtual en la era digital. Abraham Villavicencio, curador de la muestra, aludió al marcado interés de Franz Mayer por los grabados de origen alemán, especialmente de Durero (de quien se cuenta con 36 obras, 24 de las cuales se exhiben ahora), así como de autores neerlandeses y flamencos.

Grandes maestros del grabado europeo... se divide en seis núcleos: Técnicas del grabado. Materiales y herramientas, La defensa artística del grabado, El grabado y las artes liberales, La representación de la vida cotidiana, El tiempo divino y el tiempo humano y Hablar con imágenes.

Ese discurso permite adentrarse en procesos técnicos, reflexiones teóricas y recursos visuales mediante los cuales fue posible que los grabadores abogaran por el reconocimiento artístico de su arte y buscaran prestigio social. Como actividades complementarias de la muestra en el Museo Franz Mayer (avenida Hidalgo 45, Centro) habrá charlas con especialistas, visitas guiadas y talleres.

 

LA JORNADA, CULTURA.