Limitan acceso a acervos históricos en el Archivo General de la Nación

Top Banner

 
 
 

Cultura
Typography

Investigadores firmaron un documento para exigir consultas a documentos posteriores a 1950.

Investigadores firmaron un documento para exigir consultas a documentos posteriores a 1950.

Más de 200 investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), del Instituto Mora, El Colegio de México (Colmex) y otras instituciones académicas firmaron ayer un documento para exigir acceso pleno a los archivos contenidos en los fondos de Investigaciones Políticas y Sociales (IPS) y de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) en el Archivo General de la Nación (AGN), debido a que no existe acceso a los documentos posteriores al año de 1950.

El tema central es el derecho que todo ciudadano tiene para el acceso a los archivos históricos, ya que según la Ley General de Archivos, cuando un archivo pasa al acervo del AGN y se convierte en archivo histórico, debería poder ser consultado sin restricción alguna”, dijo en entrevista con Excélsior la historiadora Halina Gutiérrez.

Pese a todo, dijo, los investigadores no han tenido acceso pleno a los fondos de IPS y de la DFS. “Así que nuestro exhorto es a las autoridades para que solucionen esta situación y que se reconsidere esa postura de cierre de los archivos y de reconfiguración de su orden original para que sean abiertos”.

61 años de estudio, entre los años de 1924 y 1985, abarca el acervo del Archivo General de la Nación

La historiadora también explicó que, de acuerdo con el director general del AGN, Carlos Ruiz Abreu, el acceso a estos archivos está restringido parcialmente “por motivos de protección de datos personales”. Esto propició que desde 2019 se ha negado a los investigadores el material o se ha entregado en versiones testadas “que los vuelven inútiles para el trabajo que realizamos”.

CONTRADICCIONES

La investigadora recordó que, en febrero del año pasado, el gobierno federal firmó un decreto en el que se anunció el acceso a estos archivos que, hasta entonces, podían haberse consultado sólo a través de versiones públicas solicitadas mediante la Plataforma Nacional de Transparencia.

El decreto decía que la apertura de archivos sería una realidad, pero lo que hemos visto en los hechos, en el trabajo en el AGN es que no sólo no ha ocurrido eso, sino que la consulta se ha vuelto más difícil”.

Aunado a esto, denunció que distintos documentos que ya se habían consultado con anterioridad, ahora son inaccesibles.

Y nos niegan dichos documentos bajo argumentos que nos parecen insostenibles, por ejemplo, que los personajes (a consultar) no son de relevancia social, se dice que ya no existen o que están fuera de consulta”, lamentó.

Asimismo, comentó que el pasado 6 de enero los investigadores encontraron un anuncio en la sala del AGN, donde les informaron que el fondo IPS iba a estar fuera de consulta porque estaría en proceso de reacomodo, “y eso nos pareció terrible porque esa razón no está fundamentada, dado que dicho fondo ya está clasificado y no necesita arreglo alguno”.

Días después, relató, el AGN se desdijo y aceptó que era un error la supuesta reclasificación. “Pero cuando volvimos al archivo, sólo está abierta una parte, hasta 1949, pero de 1950 en adelante no se puede consultar. Y aquí nos parece que hay una contradicción de fondo entre el discurso de apertura y transparencia para ver los archivos y, por el otro lado, se nos está negando el acceso sistemáticamente”, dijo.

10 años de documentos del periodo de la Guerra Sucia en México, entre 1970 y 1980, no pueden consultarse

¿Qué tipo de documentos hay en ambos fondos?, se le preguntó. “Pertenecen a áreas del Estado mexicano que fueron utilizadas para espiar a sus disidentes, es decir, tienen los archivos de lo que se llama el periodo de la Guerra Sucia, la contrainsurgencia y la disidencia política y muchos temas más y, para quienes trabajamos el siglo XX, en cualquier tema, estos archivos son vitales. La riqueza de este acervo está perdida para nosotros porque no podemos consultarlo”.

Creemos que se está violando la ley y que están transgrediendo nuestro derecho de acceso a la información que debería ser pública, y lo que pedimos es que el AGN nombre a su comité archivístico previsto en la Ley Federal de Archivos, que pueda decidir el manejo de dicha información.