Urge invertir más en cultura: David Huerta
11
Wed, Dec
17 New Articles

Top Banner

 
 
 

Cultura
Typography

La política de abrazos a la delincuencia fue criticada por el gobernador durante la inauguración de la feria

La política de abrazos a la delincuencia fue criticada por el gobernador durante la inauguración de la feria

La Feria Internacional del Libro, en su edición número 33, abrió ayer sus puertas con una ceremonia en la que entregó el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances al poeta y ensayista mexicano David Huerta.

En rueda de prensa, señaló que la poesía es un contrapoder que visualiza hechos sociales.

Al mismo tiempo hizo un llamado a revisar los criterios con los que se asignan las partidas presupuestales en los gobiernos y sobre todo lo poco que se invierte en cultura.

Dentro de las artes, aseguró que la poesía se encuentra en un estado de salud de plenitud. Sin embargo, “el panorama cultural necesita de mayor ímpetu de las instituciones, pero sobre todo de más recursos, los gobernantes deben de cumplir con lo que prometieron”.

Señaló que al ámbito cultural no le hacen falta bases, “hay una serie de instituciones que deberían de funcionar con mayor ímpetu, con mayor rigor, con mayor brío; para eso, por desgracia, hace falta dinero, no es absolutamente indispensable, se puede hacer mucho con poco dinero, pero conviene que haya más dinero”.

Al recordar su poema Ayotzinapa dijo que es un texto con los mejores alcances dentro de su carrera profesional, pero que cambiaría el titular para hacer un mejor realce a la realidad.

ABRAZAR A LA DELINCUENCIA HUNDE AL PAÍS

Por otra parte, durante la inauguración de la FIL, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, aseguró que las guerras contra el narco fueron un profundo fracaso, por eso dijo que no más cabezas agachadas.

Señaló que en un escenario como el de la FIL, en el cual se honran las ideas, también es el mejor momento para exponer con “claridad y de frente lo que muchos, cada vez más pensamos, pero sólo lo hablamos en privado. Las declaratorias de guerra a la delincuencia fueron un fracaso, sí, pero vamos a hundir al país si pensamos que a quienes quieren someternos generando miedo hay que darles un abrazo”.

Si “expresar nuestras ideas nos pone en un escenario de confrontación con el Presidente? Yo creo que es justamente lo contrario. En Jalisco queremos ayudarle al presidente a transformar a México y si la Federación no hace su parte en algún tema los gobiernos subnacionales estamos obligados a levantar la voz, sin que esto suene a disputa política. No más cabezas agachadas. Eso no le sirve a México. Ese no es el espíritu de la FIL”.

CRITICAN RECORTE A UNIVERSIDADES

A su vez, el presidente del Patronato de la FIL, Raúl Padilla López, demandó al gobierno federal que no se hagan recortes al presupuesto de las universidades públicas ya que eso genera desconcierto y va en contra de la tarea que tienen de otorgar educación a todos los jóvenes del país y se sumó a los reclamos sociales en contra de la violencia en contra de las mujeres.

Aseguró que comparten la idea de llevar la educación superior al mayor número de jóvenes pero “justamente por ello resulta difícil entender que para efectos prácticos en el presupuesto federal se recorte el financiamiento a las universidades públicas y se frene su capacidad de crecimiento y mejora de calidad”.

INDIA DESPIERTA CURIOSIDAD

En el primer día de la edición 33 de la Feria Internacional del Libro, el país invitado, India, ya causó altas expectativas y curiosidad entre los asistentes, por lo que decenas de asistentes llenaron los pasillos desde temprana hora con la intención de conocer esta cultura.

Los jóvenes, en su mayoría, aceptaron que su primera parada en esta edición era llegar al stand de este país, para empaparse de sus letras y de paso, llevarse algún libro.

Cristina Rodríguez, quien visitó la FIL con un grupo de amigas, admitió que su objetivo principal era conocer al escritor Mario Vargas Llosa; sin embargo, reconoció que el país invitado la animó más a su visita.

En tanto, los visitantes abarrotaron las editoriales más grandes del área nacional de la FIL en la búsqueda de títulos llamativos, otros optaron por conocer los stands y la agenda del día o simplemente sentarse a vivir la feria.

Por su parte, el área internacional lució un poco más vacía, aunque con algunas actividades interactivas de lectura y música, que atrajeron a más de uno por un momento; así como quienes se perdían entre las diversas lenguas de los textos. Con información de Víctor Manuel Chávez y Víctor Manuel Ramírez /El Occidental