Mi vida es la música: Horacio Franco
21
Sun, Jul
22 New Articles

Cultura
Typography

El flautista habla en entrevista de su activismo social y su pasión por el arte

El flautista habla en entrevista de su activismo social y su pasión por el arte

Con 41 años de trayectoria, el flautista Horacio Franco no prevé aún hacer un libro donde hable de su vida. Considera que todavía tiene más objetivos que cumplir, como consolidarse como director de orquestas barrocas y hacer que la cultura se extienda al mayor número de personas.

Por tal motivo, el artista participa en acciones como el Consejo de Diplomacia Cultural parapromover la cultura, la ciencia y el arte de México en el mundo junto con otros reconocidos creadores mexicanos y en entrevista platica, que su fin, es que quienes viven de la música tengan mejores condiciones para ejercer su profesión.

“Uno de los aspectos más importantes en mi carrera musical es el activismo. Desde estudiante me ha tocado vivir en democracias desarrolladas. Ahí aprendí mucho, porque cuando ya lograste algo, debes trabajar en mejoras sociales para en tu entorno y para ayudar al músico a tener una mejor calidad de vida”.

En su caso, menciona que en su especialidad, como intérprete, maestro y director, no se dirige solamente a la comunidad LGBTTI, por la que alza la voz a favor de la inclusión y sus derechos, porque su repertorio es clásico. “La cuestión es que todos los artistas debemos hacer que las artes lleguen a toda la gente”.

Franco, quien ofrece un promedio de 150 conciertos al año, en el que integra música clásica, popular y tradicional, ha sido pionero en especializarse en la flauta de pico en nuestro país y ser fundador, director e intérprete de la Capella Cervantina (1993 a 1998), que se convertiría más tarde en la Capella Barroca de México.

De esa forma, el músico se ha dedicado a difundir la música barroca y al respecto destaca: “Cuando regresé a México, (después de estudiar en el extranjero) había dos personas que se dedicaban a esto a nivel de solista o en grupos de cámara, pero se necesitan aquí coros y orquestas barrocas ypromoverlas por todo el mundo”.

En ese tono, Horacio Franco habla del momento en que se encuentra creativamente. “Ya he hecho mucho en 41 años de carrera, puedo tocar en cualquier lugar. Para mí, la flauta de pico, es la única manera de desempeñarme como instrumentista, pero yo lo que quiero es dirigir más”.

Al respecto el artista,quien recientemente estuvo en Guanajuato con el primer festival Bach con la Orquesta de Clavecines, agrega que en dicha entidad se encuentran por crear una orquesta barroca que quieren que la dirija como titular o como director invitado.

“Pero en un momento dado debería haber más orquestas barrocas en muchos lugares del interior del país, hay bastante interés por hacer este tipo de música pero no se han cristalizado los esfuerzos, nohay voluntad política ni de las escuelas de música de institucionalizar planes de estudios en el barroco y mientras no exista eso, tampoco se podrá difundir como se requiere”.

Lo anterior denota que el flautista está muy dedicado en los suyo que es el arte y cuenta cómo es su existencia cotidiana: “Todos los días hago ejercicio,soy muy deportista, pero antes me pongo a estudiar flauta a las cinco de la mañana. Uno como ejecutante debe considerarse como atleta de alto rendimiento, mente sana en cuerpo sano. Estar en forma. También doy clases en el conservatorio. Mi vida es la música”.

Franco acepta que le gustan otros géneros musicales, pero su favorita sin duda es la clásica y la de Bach, su consentida. Por otro lado, el entrevistado menciona como toma el ser un artista conocido.

“La popularidad es como todo un suceso en mi vida, porque la gente me conoce y le gusta lo que hago. Para mí, es un regalo porque uno vive para complacer y deleitar al público, que me reconozcan cuando salgo y se quieran tomar fotos conmigo es mucha satisfacción, a nadie le digo que no porque gracias a ello como y hago lo que amo, estoy totalmente agradecido”.

Y con más de cuatro décadas en los escenarios y más retos por cumplir, como la realización de una serie de presentaciones denominadas Lunario Barroco, con la Capella Barroca y como solista el mes de julio, el músico dice que no ha contemplado por el momento escribir su autobiografía. “Algún día, cuando tenga más años, ahora tengo 55. Estoy en la etapa de fortalecimiento en mi carrera, quiero dedicarme a desarrollarme como director y ya habrá tiempo para hacerlo”, concluye.