Omara Portuondo, la leyenda cubana de gira con El Último Beso
18
Sun, Aug
20 New Articles

Cultura
Typography

"Esta gira no es la despedida definitiva de los escenarios internacionales, pero sí será la última vez que ella se presentará en países lejanos como por ejemplo Singapur o Turquía", explicó Ariel Jiménez, hijo y representante de la cantante

"Esta gira no es la despedida definitiva de los escenarios internacionales, pero sí será la última vez que ella se presentará en países lejanos como por ejemplo Singapur o Turquía", explicó Ariel Jiménez, hijo y representante de la cantante

La leyenda viviente de la música cubana, la Novia del filín,que cumplirá 89 años el próximo noviembre, inició una gira mundial que la llevará por más de 15 países, este periplo arrancó en Estados Unidos donde la cantante aseguró que la fuente de su juventud es simplemente haber nacido en Cuba

Si hablamos de revoluciones, la de la banda musical cubana Buena Vista Social Club fue ciertamente pacífica, pero generó poderosas ondas sísmicas que aún vibran.

Ya han pasado más de 20 años desde que la banda de veteranos músicos irrumpió en escena a mediados de los años 90, se alzó con un Grammy y vendió millones de discos en todo el mundo.

Pero una de sus últimas leyendas originales, la cantante Omara Portuondo, de 88 años, aún está de gira, encantando a las audiencias del planeta con su voz exuberante.

"Yo me siento muy honrada de poder llevar nuestra cultura, nuestra música al mundo entero", dijo en español antes de la escala en Nueva York de su gira mundial "Último beso", presentada como sus vítores finales.

Recibida por una salva de aplausos en un club de estilo cabaret de Manhattan iluminado apenas por velas, Portuondo cantó varios clásicos cubanos marcados por ritmos afrocaribeños y melodías sensuales, cálidas, incluida Guantanamera.

EL PODER DE LA MÚSICA

Los principales músicos del Buena Vista Social Club eran parte de la vieja guardia musical prerrevolucionaria. Fueron persuadidos de volver al escenario y olvidar su vida de jubilados por la estrella cubana Juan de Marcos González, Nick Gold del sello de grabación WorldCircuit y el guitarrista estadounidense RyCooder.

Bautizado con el nombre de un local de La Habana sólo accesible a miembros, el Buena Vista Social Club se convirtió en una banda de renombre mundial tras lanzar su álbum homónimo, el disco cubano más vendido de todos los tiempos.