Lugares que inspiraron los increíbles cuadros de Van Gogh
18
Sun, Aug
20 New Articles

Cultura
Typography

Vincent Van Gogh residió en más de 15 ciudades de Europa y muchas de ellas se convirtieron en el sujeto de sus pinturas.

Vincent Van Gogh residió en más de 15 ciudades de Europa y muchas de ellas se convirtieron en el sujeto de sus pinturas.

 

El malestar y la locura fue algo que ayudó a la producción de arte de uno de los pintores más importantes de la historia del arte, y estos malestares también lo llevaron a moverse literalmente de un lugar a otro.

A lo largo de su corta vida el pintor holandés Vincent Van Gogh residió en más de 15 ciudades de Europa, y convirtió a la mayoría de ellas en el sujeto de arte. Como todo gran artista, Van Gogh era directamente impactado por el contexto a su alrededor; Holanda y Francia se convirtieron en su principal repertorio así como las aldeas aledañas y los pueblos. Sus costumbres se volvieron parte del repertorio del solitario pintor y gracias a su constante movimiento logró revolucionar el arte moderno.

Decidimos separar 5 de los lugares más importantes en donde el artista posó sus ojos e imaginó sus mágicos escenarios.

#1 La Haya (Holanda)

Vista del mar en Scheveningen

A los 16 años, en 1869, Van Gogh dejó su ciudad natal de Zundert, para vivir en La Haya, una ciudad más grande y más cosmopólita. Él regresaría al lugar en 1881, y allí pintaría algunas de sus primeras obras maestras.

#2 Nuenen (Holanda)

Paisaje de otoño con cuatro árboles

A los 30 años el pintor siguió con su familia para vivir en la aldea de Nuenen. A pesar de su relación familiar turbulenta, por allí estableció su taller en la propiedad de la familia y, en un contexto más tranquilo y estable, pudo invertir intensamente en el perfeccionamiento de su trabajo. Fue allí donde pintó su primera gran obra maestra, “Los comedores de patatas” , 1885.

Los comedores de patatas

#3 París (Francia)

Carril en el Jardin du Luxembourg

Van Gogh vivió por dos años en la capital francesa, entre 1886 y 1888, pero esa estancia transformaría su vida y su trabajo. Presentado al Impresionismo en la ciudad-luz, esa influencia iba a ser definitiva en su estilo. Los autorretratos parisinos marcan la solidificación del neo-impresionismo característico del artista.

Autorretrato con sombrero de fieltro gris

#4 Arles (Francia)

La cosecha

Las peleas con su hermano Theo y el costo de la vida en París llevaron a Van Gogh a mudarse de la capital a Arles, cuando las perturbaciones mentales y el alcoholismo empezaron a cobrar la salud del pintor. Los increíbles paisajes de Arles, sin embargo, le llevaron a crear más de 200 cuadros por allí – incluyendo su icónica casa amarilla. Sin embargo, fue allí que Van Gogh peleó con su amigo y pintor Paul Gauguin, en el episodio que le llevaría a cortar su oreja izquierda.

#5 Saint-Paul-de-Mausole, Saint-Rémy-de-Provence (Francia)

Campo de trigo con cipreses

Después de una serie de disturbios psicóticos, Van Gogh voluntariamente se internó en el asilo de Saint-Paul-de-Mausole, en Saint-Rémy-de-Provence, al norte de Arles. A pesar del momento perturbador, el escenario alrededor era espectacular, y por la ventana del cuarto y en excursiones al campo él seguiría en su intensa producción en los últimos años de su vida. Su mayor obra maestra, “Noche estrellada” , fue pintado en ese momento y ese lugar.