Reestrenan la obra 3 días de mayo, drama bélico para reflexionar
22
Fri, Mar
26 New Articles

Cultura
Typography

La obra 3 días de mayo aborda las 72 horas que definieron el rumbo de la Segunda Guerra Mundial

La obra 3 días de mayo aborda las 72 horas que definieron el rumbo de la Segunda Guerra Mundial

Considerado como un drama humano y social que determinó el tipo de sociedad contemporánea, la puesta en escena 3 días en mayo, producida por la Sociedad Artística Sinaloense (SAS), se presenta en el teatro Helénico como una oportunidad de vivir de cerca las 72 horas que definieron el rumbo de la Segunda Guerra Mundial.

Para tal fin, Luis Miguel Lombana, Miguel Conde y Sergio Zurita, en el personaje de Winston Churchill, entre otros actores, se encargan de representar esos momentos decisivos donde los líderes de todos los sectores toman decisiones estratégicas mediante la fuerza escénica.

Y es precisamente a este reparto y a la dramaturgia de Ben Brown, que la productora Leonor Quijada, directora de la SAS, apuesta al interés del público y al resultado en escena. "Es un elenco compuesto sólo por hombres y esto le da a la obra un mayor vigor y más con el talento de cada uno de ellos, que tienen una trayectoria actoral impresionante", comentó.

La realizadora teatral, a pregunta expresa, manifestó que la premisa del montaje reside en: "¿Cómo sería el mundo si Hitler hubiera ganado la Segunda Guerra Mundial?", y de ahí viene la tensión entre los hombres de poder. Cabe mencionar que la puesta en escena es dirigida por Lorena Maza, quien actualmente es directora de teatro de la Universidad Nacional Autónoma de México; la adaptación y codirección es de Alberto Lomnitz.

La obra sucede en el número diez de Downing Street en Inglaterra, en plena Segunda Guerra Mundial. Narra lo sucedido durante los tres días más cruciales en la historia del país británico y las negociaciones que hizo Churchill con su gabinete para decidir qué acción tomar ante el avance del ejército alemán, que a la fecha había arrasado ya con Polonia, Noruega, Dinamarca y Bélgica.

La productora consideró oportuno este drama sobre todo por la situación mundial de muchos países donde el liderazgo de los gobernantes está en el "ojo del huracán" por las decisiones políticas que en algún momento pueden llevar a cabo.