A "Sarita" la espera 'la Nave del Olvido'

Principales
Typography

No se aplicó aquello de: Muerto el Rey... Viva la reina.

No se aplicó aquello de: Muerto el Rey... Viva la reina.

Sara Sosa, la hija del fallecido cantante José José, se hizo odiar, con "odio jarocho", desde hace ya, algunos años, cuando a la brava se llevó a su papá lejos de los mexicanos y ¿lo mantuvo cautivo? durante todo ese tiempo, alejado de la mayoría de la gente y principalmente de los hijos que el famoso cantante tuvo con la ex reina de belleza, Anel Noreña.

Para los que dudaban de la actitud malvada de la aspirante a cantante "Sarita", como se le ha conocido, con el hecho de esconder el cadáver y no permitir que nadie lo viera hasta que aceptaran sus condiciones, hasta los más escépticos, terminaron por convencerse de que la “niña” como la llama su hermano mayor, tiene alma de hiena.

Toda una leyenda se ha formado en torno a la familia “Salazar”, específicamente con Sara Salazar, viuda de José José, Monique, la media hermana de “Sarita” y finalmente ella misma.

Por un lado se dice que Sara Salazar fue la culpable de que José Rómulo Sosa se separara definitivamente de su exmujer y sus hijos, que llenó de chismes e intrigas la cabeza del fallecido cantante.

Por otro lado, se cuenta que Sergio Mayer y Monique, se encargan de cobrar las regalías que corresponderían a José José, por parte de youtube.

Y finalmente “Sarita” es la hija malvada de toda la trama.

Lo cierto de todo esto, es que si alguien tiene la culpa de todo lo que sucedió en torno a los últimos años de vida de José José, fue él mismo.

Ya que no estaba incapacitado mentalmente como para que lo embaucaran como a un niño, recibía visitas de amigos, al menos así lo declararon estos amigos ante las cámaras de televisión.

Y ya había vivido la explotación de regalías, derechos y demás contratos, como para que lo “chamaquearan” a la hora buena, así que finalmente, José Rómulo Sosa Ortíz, vivió y murió como él mismo lo eligió.

Por duro que parezca, por cruel que se lea, por infame que resulte, tomó las decisiones que quiso, nadie lo obligó, ¿qué lo engañaron? Bueno, eso tendríamos que haberlo vivido con él para saber si fue un engaño o simplemente él lo aceptó así.

No obstante, ahora ya murió, ya lo cremaron y aunque la gente cree o considera que va a pasar al salón de los inmortales, no lo pensamos así.

Pero, volviendo al tema inicial, “Sarita”, que sonreía, lloraba, saludaba, se tomaba selfies e hizo y hace todo lo que se le pega su gana, no va a destacar en el mundo de la música.

Tal vez si en estos momentos lanzara un álbum, con las canciones emblemáticas de su padre, tal vez vendería mucho y con eso le baste, pero si hablamos de fama y consagración, ahora se encuentra más lejos que cuando su padre vivía.

Culpable o no, por todo lo que se le acusa, el tiempo se encargara de ir sacando a la luz la verdad de todo este enredo que tal parece una de las malas telenovelas mexicanas. 

 

 

El delantero de Tigres aceptó que no fue su intención meter el gol ante los Tiburones Rojos, pues lamenta la situación por la que pasan sus colegas.

A pesar de que el juego esá en riesgo de no jugarse, el equipo felino ya se encuentra en territorio jarocho.

Alrededor de 30 seguidores se les invitó a salir del Estadio Azteca tras repetir el grito cuando saca el portero durante el duelo que sostuvieron las selecciones de México y Panamá.

Nora Manneck y Enrique Olmos realizan un montaje que conmemora los 100 años de esta escuela

Decidió abandonar su tratamiento para poder seguir con su gran pasión, la danza

Su precio estimado es entre 450,000 pesos y 600,000 pesos.

Tras la salida de Dwayne Johnson 'La Roca' y Jason Statham de la historia central, Vin Diesel ha tenido que buscar nuevos rostros, entre ellos, el reggaetonero.

Eugenio Derbez sorprendió la noche de este jueves al hacer su debut como cantante de género urbano durante el inicio de la ceremonia de los Latin American Music Awards 2019

Una supuesta amiga de la actriz dijo que cuando la crisis matrimonial comenzó en Los Pinos, ella se refugió en el padre de sus hijas, lo que llevó a una serie de ‘encuentros secretos’.

Revista Impresa

Caricatura